Como se hace el vidrio

El vidrio es uno de los materiales más importantes para reciclar. Así como al papel, al vidrio también se le puede dar una nueva vida gracias a la reutilización o al reciclaje.  Es un material que puede reutilizarse, por lo que su vida suele ser más larga.

Ingredientes

Si queremos fabricar vidrio en nuestro hogar necesitaremos:

  • arena de sílice o arena de cuarzo
  • carbonato de sodio
  • óxido de calcio
  • óxido de plomo o de lantano
  • químicos colorantes: óxido de hierro, o de cobre o compuestos de azufre
  • recipiente resistente al calor
  • horno
  • mascarillas y guantes
  • cuchara resistente a altas temperaturas

Si eres menor, ten a un mayor vigilando el proceso. Los compuestos químicos y las altas temperaturas requieren mucho cuidado y pueden causar lesiones.

Pasos a seguir

  1. Ponte la mascarilla y los guantes. Haz una mezcla con la arena de sílice, carbonato de sodio y óxido d calcio. Si quieres obtener un vidrio de color verde mantén el hierro de la arena.
  2. Según la utilización o las cualidades que quieras para tu vidrio, añade un químico u otro. Para los vidrios decorativos, se utiliza óxido de plomo, por el brillo a la cristalería, la suavidad para facilitar su corte y para disminuir su punto de fusión. Si, por el contrario quieres un vidrio para ver, utiliza óxido de lantano. Este óxido tiene propiedades refractarias que ayudan a eliminar los rayos del sol. Cuanto más óxido de plomo, más difícil será dar forma al vidrio.
  3. Según el color que quieras darle al vidrio, añade diferentes químicos. Para obtener el color verde, se agrega más óxido de hierro u óxido de cobre,. Para una tonalidad amarillenta, utiliza compuestos de azufre, y para una tonalidad más negra, carbón.
  4. Pon la mezcla en un recipiente resistente al calor. Pon el horno en 1500- 2500ºC. Ten en cuenta que el recipiente tiene que poder agarrarse mediante ganchos o perchas para no quemar el objeto con el que se saca del horno. Tampoco lo dejes en una repisa o mueble ya que lo puede quemar también.
  5. Saca la mezcla fundida y elimina las burbujas que hayan podido quedar . Es muy importante que el vidrio quede sin grumos ni burbujas. Así se podrá manipular mejor y conseguir diferentes formas con más facilidad y limpieza. Remuévelo hasta que quede liso.
  6. Darle forma al vidrio fundido. Para esto hay varios sistemas. En primer lugar, se puede comprar un molde que aguante estas temperaturas. En segundo lugar, se puede poner una cantidad de vidrio y pinchar un tubo hueco. Posteriormente, se soplará ne el tubo para crear un vacío dentro de la mezcla fundida. Este método lo utilizaban los sopladores a principios del siglo XX. En tercer lugar, la mezcla puede verterse en un baño de estaño fundido para que la soporte y luego se le puede rociar nitrógeno presurizado para darle forma y pulirla. Al vidrio hecho mediante este método se le llama vidrio flotado y es así como los paneles de vidrio se han fabricado desde los años 50.
  7. Una vez conseguida la forma deseada, vuelve a meter el vidrio en el horno a una temperatura 400-550ºC. Vuelve a sacarlo con cuidado y recubre o haz el diseño deseado en la superficie.